La Ley de Bienestar Animal está deparando que los perros de compañía, en las ciudades, puedan acceder a entornos y lugares propiamente reservados para personas, como restaurantes o establecimientos de alimentación. Una Ley que gran parte de la sociedad secunda y apoya, sin embargo, parte de esa misma sociedad pretende restringir la libertad de esos otros perros, los de campo, en este caso, la de los mastines que custodian y guardan el ganado en sus recintos y fincas privadas.

Puede parecer que el monte es un espacio de libre acceso, pero esa percepción lleva aparejada un grave error, pues del mismo modo que en la ciudad, también existe la propiedad privada.

Dale al play, disfruta del vídeo, deja tu comentario y sobre todo, si te gusta, no dudes en compartirlo en tus redes sociales…

¡Un abrazo y al monte!

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.

Ver todas las publicaciones

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.