Con frecuencia el ser humano tiende a la comodidad, al conformismo, a quedarse con el título y no querer ir un poco más allá investigando el contenido que se desprende de ese bello titular y la consecuencia de esta dejadez se convierte en normativas legales, que incluso es posible que hayas apoyado en algún momento y sin embargo, terminan volviéndose en tu contra. El mejor ejemplo son las consecuencias de la Ley de Bienestar Animal.

Debemos abandonar la comodidad de quedarnos con el título y no preocuparnos por lo que se esconde detrás de él, para ser capaces de evaluar las consecuencias de aquellas normativas y legislaciones que apoyamos.

Dale al play, disfruta del vídeo, anímate a dejar un comentario con tu opinión y si te gusta, no dudes en compartirlo en tus redes sociales…

¡Un abrazo y al monte!

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.

Ver todas las publicaciones

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.