Cazo por instinto, porque es lo que somos, lo que nos ha traído hasta aquí y desde luego no por controlar poblaciones, ni por favorecer al del bar del pueblo, ninguna de esas razones me lleva a levantarme de la cama un sábado a las 6 de la mañana, otra cosa es que mi acción vejatoria contribuya a todo eso y desde luego, es motivo de orgullo, pero no la razón principal para salir a cazar. Dejemos aún lado los prejuicios, no es necesario blanquear nada, simplemente aprender a explicar y razonar a la sociedad lo que verdaderamente es la caza.

Cazamos por instinto, entre otras muchas razones, pero es un error de bulto blanquear esos motivos en una supuesta intención de controlar poblaciones o enriquecer al hostelero del pueblo.

Dale al play, disfruta del vídeo, anímate a dejar un comentario con tu opinión y si te gusta, no dudes en compartirlo en tus redes sociales…

¡Un abrazo y al monte!

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.

Ver todas las publicaciones

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.