Ell cambio a calibres pequeños en la caza requiere paciencia y adaptación. No te resignes ante los primeros fallos, dale una oportunidad, adáptate a tu nueva escopeta, naturaliza el cambio y entonces, empezarás a disfrutarlo.

El salto desde un calibre 12, con cañón estriado y 40 gramos de perdigón, hasta una calibre 20 ó 28, es suficientemente notable, como para requerir un pequeño período de adaptación.

Dale al play, disfruta del vídeo, anímate a dejar un comentario con tu opinión y si te gusta, no dudes en compartirlo en tus redes sociales…

¡Un abrazo y al monte!

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.

Ver todas las publicaciones

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvaro Fernández

Amante de la #Caza y la #Naturaleza, enamorado del Setter Inglés y sordero empedernido. Entre encinas y robles disfruto de cada instante que me ofrece el monte.